Las personas, protagonistas de la transformación de Red Eléctrica

Red Eléctrica lleva a cabo la transformación de sus formas de trabajo y su cultura con la ayuda de sus profesionales, los verdaderos protagonistas.

  • Observatorios
  • Nuestras Personas

Mónica García Samaniego, responsable del proyecto de transformación de espacios y nuevas formas de trabajo

El proyecto de transformación en las formas de trabajo y los espacios de Red Eléctrica, denominado Imagina, contempla el cambio en la tecnología, los procesos, los espacios y la cultura de la compañía, para realizar una evolución que impulse la colaboración, el liderazgo, la flexibilidad y agilidad, la innovación, y la orientación y apertura a sus grupos de interés.

En ese cambio, además de contar con un equipo de proyecto y unos grupos de trabajo encargados de realizar los cambios planteados para la transformación, otro de los factores clave, indispensable en un proceso como este, son las personas. Y en este sentido, Red Eléctrica ha adoptado una estrategia para ayudar a sus profesionales a realizar y asumir los cambios necesarios en su forma de trabajar y en su cultura.

Dicha estrategia se basa en implicar a las personas en todas las fases del proyecto de transformación. En primer lugar, analizando sus formas de trabajo actuales y futuras, mediante un diagnóstico en el que se les ha consultado y por lo tanto, contando con su visión en el diseño conjunto de las formas de trabajo futuras de la compañía.

En segundo lugar, a través de un proceso de gestión del cambio, mediante el cual están colaborando en el desarrollo de las nuevas formas de trabajo, a la vez que adoptan nuevos hábitos, comportamientos y modifican su autopercepción como colectivo.

Para llevar a buen término la gestión del cambio, se ha nombrado a más de 80 agentes que en el caso del proyecto Imagina se han denominado Imagineers (un juego de palabras entre el nombre de proyecto y la palabra engineers -ingenieros, en inglés-). A estos agentes, se han unido otros, más de 70, designados para apoyarla en las demarcaciones de la compañía en España. Todos ellos han sido elegidos con criterios como su diversidad, su espíritu positivo ante el cambio y su capacidad de comunicación con otras personas de Red Eléctrica.

La participación de todos los profesionales en el proyecto se articula a través de los imagineers mediante dos mecanismos: los talleres, en los que se les informa de los avances del proyecto y se les invita a realizar distintas dinámicas orientadas al cambio en sus comportamientos y a que aporten información relevante para el proyecto, así como mediante una comunidad creada a tal efecto en la intranet de la organización. Además, los imagineers son los primeros en recibir cualquier información que el proyecto emita, de tal manera que puedan plantear sus propias dudas y comentarios, antes de que el resto de la organización sea informado.

Los imagineers tienen a su vez asignados a alrededor de 10-12 profesionales, a los que transmiten las novedades y piden colaboración e información, a la vez que escuchan y gestionan sus sugerencias.

Esta estrategia de colaboración capilar, se basa en un principio muy potente, como es que los profesionales pueden trabajar con la organización en el proceso de transformación mediante la ayuda de sus iguales. Esa relación entre iguales y de manera personal permite que las personas se sientan -y de hecho, estén- más implicadas en los cambios que han de realizar. Asimismo, mediante los mecanismos comentados anteriormente, los profesionales de Red Eléctrica pueden participar en identificar problemas que hay que resolver y aportar soluciones a los mismos, haciendo suya la transformación.

En definitiva, Red Eléctrica está llevando a cabo la transformación de sus formas de trabajo y su cultura con la ayuda de aquellos que la hacen una realidad: sus profesionales, los verdaderos protagonistas de la innovación en su forma de trabajar y en su cultura.

Categorías: