Red Eléctrica participa en la celebración del centenario del parque nacional de Ordesa

Red Eléctrica se ha sumado a la celebración del centenario de la creación del parque, segundo enclave con la máxima protección ambiental en España tras el de Picos de Europa.

  • Actualidad

El delegado de Red Eléctrica de España en Aragón, José Ignacio Lallana, ha participado en los actos conmemorativos del I Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que han tenido lugar en la localidad de Torla-Ordesa, en Huesca, presididos por el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona. Entre estas actividades se encontraban la inauguración de un mural conmemorativo y la realización de un homenaje al escritor, fotógrafo, explorador y pirineista francés Lucien Briet, cuyo trabajo contribuyó decisivamente a difundir el valle de Ordesa a comienzos del siglo XX y a mostrar la necesidad de crear el parque nacional que ahora cumple cien años y fue el segundo enclave con la máxima protección ambiental en España tras el de Picos de Europa, declarado unas semanas antes.

Con más de 15.600 hectáreas de superficie, el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido es una constante sucesión de crestas, agujas, valles y cañones en los que habita una amplia muestra de la fauna pirenaica de alta montaña, con importante presencia de anfibios, reptiles, peces, aves nidificantes y mamíferos. Entre ellos destacan el quebrantahuesos, el águila real, la chova piquigualda, el buitre leonado, el tritón de los Pirineos o la rana pirenaica, así como marmotas, sarrios o el bucardo hasta su extinción a finales del pasado siglo XX.

El apoyo al centenario del parque nacional de Ordesa y Monte Perdido responde al compromiso de Red Eléctrica de España con la sostenibilidad, que en Aragón se ha materializado en los últimos años en convenios de colaboración con el gobierno aragonés y diversos ayuntamientos. Estos acuerdos han servido para poner en marcha planes de protección de la avifauna y prevención de incendios forestales, adecuar senderos en el entorno del propio parque de Ordesa o mejorar espacios de gran importancia para las especies autóctonas como el Centro de Cría del Quebrantahuesos de La Alfranca, en Zaragoza.