Red Eléctrica, Aragón y Asturias colaboran para proteger al quebrantahuesos

La población de esta especie se ha duplicado en el Pirineo en los últimos años gracias a los programas de conservación que se han puesto en marcha. El objetivo más inmediato es aumentar el número de ejemplares en la cornisa cantábrica.

  • Actualidad

Los programas de conservación del quebrantahuesos desarrollados durante los últimos años han conseguido duplicar la población de esta especie en el Pirineo, que actualmente asciende a 90 parejas reproductoras. La colaboración público-privada y entre diferentes territorios ha sido determinante en este modelo de recuperación, que ahora se quiere extender por toda la cornisa cantábrica y concretamente a los Picos de Europa, donde ya se ha establecido la primera pareja tras 50 años sin presencia en la zona. El propósito es trasladar este modelo de reintroducción a partir de la cesión de ejemplares recuperados en el Pirineo aragonés. Para ello existe un acuerdo de colaboración entre los Gobiernos de Aragón, Asturias, Cantabria y Castilla y León, en el marco del proyecto europeo LIFE+ Red Quebrantahuesos.

Para conocer todo este trabajo han visitado el Centro de Cría del Quebrantahuesos en Aislamiento Humano (CRIAH) del Gobierno de Aragón, en La Alfranca (Zaragoza), el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias, María Jesús Álvarez, acompañados por la directora corporativa de Sostenibilidad, Innovación y Coordinación Institucional de Red Eléctrica de España, Ana Cuevas y por el delegado de la compañía en Aragón, José Ignacio Lallana.

Red Eléctrica ha financiado con 30.000 euros, dentro del convenio de colaboración en materia de protección de la avifauna que mantiene con el Gobierno de Aragón, la adecuación integral de este centro en el que se realiza la incubación de huevos de quebrantahuesos de dudosa viabilidad y la posterior cría de los pollos, que finalmente son liberados en el entorno natural propio de su especie.

La actuación se enmarca en el compromiso de conservación de la biodiversidad de la compañía, principio básico de su política ambiental y estrategia empresarial que beneficia a toda la sociedad, al hacer compatible el desarrollo de las infraestructuras eléctricas con la preservación del medioambiente.

En Aragón, Red Eléctrica lleva años colaborando en la protección de la avifauna, con proyectos relativos a la recuperación de especies como el quebrantahuesos o el águila azor-perdicera; al cartografiado de corredores de vuelo de aves especialmente sensibles a la presencia de líneas de transporte de electricidad, y a la señalización de tendidos con dispositivos salvapájaros.

0 comentarios

Publica tu comentario